El diagnóstico en estos procesos lo realizamos mediante la exploración clínica y las pruebas complementarias. Dentro de éstas últimas destacar la utilidad de la radiología (intra y extraoral), la necesidad de solicitar una analítica general en caso de infecciones de repetición o sospecha de enfermedad sistémica y el recurso de los estudios microbiológicos en caso de fracaso del tratamiento empírico o afectación general.

Los abscesos dentales son una acumulación de pus o de material infectado que se produce junto a un diente o una muela cuya raíz ha quedado afectada por una infección bacteriana que no logra encontrar salida. El pus se va acumulando causando una molesta inflamación, que es lo que coloquialmente se conoce como flemón, uno de los problemas bucales más frecuentes y dolorosos.

Paciente en el dentistaEsta infección se trata con antiinflamatorios para reducir el dolor y la propia inflamación, y se prescribirán antibióticos para eliminar la infección. Una vez ha desaparecido el flemón dental, será imprescindible tratar mediante empaste o endodoncia la causa que lo ha provocado, que puede ser la caries, periodontitis o un traumatismo; para que no se vuelva a repetir la infección y evitar en todo lo posible cualquier tipo de dolencia.

La mayoría de los abscesos dentales en gran medida pueden evitarse si se siguen las recomendaciones básicas para la salud oral.

El cepillado y el uso del hilo dental a diario reducen el riesgo de sufrir caries y otras inflamaciones. Si te das un golpe que se rompa o se astille un diente, es importante asistir a un especialista inmediatamente. Además, las visitas regulares al dentista son muy importantes para un buen chequeo de la boca.

Signos y síntomas de una infección dental localizada como es el flemón:

  • Dolor en la boca y mandíbula
  • Inflamación dentro de la boca
  • Diente móvil
  • Sensibilidad al morder o golpear el diente afectado
  • Dolor al tocar la encía que rodea el diente afectado
  • Drenaje espontáneo de pus

Signos que nos indican que puede haber una infección dental difusa

  • Fiebre alta
  • Taquicardia o taquipnea
  • Trismo; puede ser relativo debido al dolor, o absoluto debido a una colección dentro del músculo; los espasmos musculares aparecen cuando hay compromiso del espacio masticador
  • Agrandamiento de la lengua y piso de la boca e incluso babeo
  • Celulitis periorbitaria
  • Dificultad para hablar, tragar y respirar
  • Hipotensión
  • Leucocitosis
  • Linfadenopatía
  • Deshidratación

Clínica Dental Barcelona

Los pacientes con estos signos y síntomas graves siempre son revisados sin demora en nuestra clínica y como disponemos de cirujano oral y maxilofacial podemos atender estos casos de manera inmediata.

“Somos tu Clínica Dental en Barcelona, para ti y toda tu familia

Visita nuestra clínica para conocernos e informarte con nuestros profesionales.

 Muntaner 414, entlo. 1ª Barcelona – 08906
 Teléfono: 93 241 45 45