Dientes rotos o fracturados

diente_rotoUn golpe en la boca, una caída, realizar deporte sin protector dental o masticar algo extremadamente duro, puede ocasionar que se nos fracture una pieza dental.

A pesar de que los dientes son los elementos más fuertes y duros que tiene el cuerpo humano, pueden ocasionalmente astillarse o rajarse y en cuanto esto ocurre tenemos que acudir urgentemente al dentista.

Un diente roto provoca:

  • Daño estético
  • Problemas bucodentales e infecciones
  • Posible pérdida de la pieza dental

Incluso a veces no somos conscientes de la fractura de un diente pero tenemos dolor al masticar, o dolor cuando exponemos nuestra boca a cambios de temperatura. Este malestar intermitente es probable que se produzca por una posible grieta en un diente. Es muy importante localizar y tratar un diente astillado para que nuestra boca continúe funcionando y masticando correctamente y que el problema no se agrave.

Hay que acudir al dentista para que valore el tamaño de la fractura y nos ofrezca una solución al problema.

  • Grieta menor – Las fracturas superficiales se reparan fácilmente con un pulido. Si con esto no bastase, se podrá rellenar el esmalte con una resina especial del mismo color que los dientes. Este relleno dental evita posibles enfermedades y mejora la apariencia de los dientes.
  • Rotura mayor – En este caso hay que restaurar la pieza colocando una carilla dental, que no es más que una fina capa de esmalte que recubre la parte frontal del diente para dejar un aspecto uniforme alineado y enderezado incluso mejor que el que se tenía.
  • Fractura que daña la raíz – Para reparar estas fracturas profundas y dolorosas que exponen el tejido nervioso, será necesario una endodoncia para evitar la pérdida de la pieza y generalmente se recubrirá con una corona dental, de porcelana, de resina o cerámica con un acabado natural para completar la restauración.
  • Daño global de la pieza – que por ser irrecuperable, la reparación de la pieza no es una opción y requiere una extracción por lo que luego para su reconstrucción es necesario un implante dental.

El desgaste dental o una deficiencia de calcio ocasionará la debilidad de nuestro esmalte y nuestros dientes serán más sensible a las fracturas. Las caries también debilitan la estructura de los dientes haciéndoles más propensos a las roturas.

Recomendaciones para evitar fracturas en nuestros dientes:

  • No ignorar los síntomas de una leve fisura que puede desencadenar un daño mayor.
  • Evitar el hábito de morder objetos como bolígrafos, masticar hielo o caramelos.
  • Tratar el bruxismo que es el hábito inconsciente de rechinar o apretar los dientes.
  • Utilizar un protector bucal si vamos a practicar deportes de riesgo o de contacto.
  • Mantener una buena higiene bucal y acudir al odontólogo para que examine y trate la fractura de forma inmediata evitando infecciones mayores.

En nuestra Clínica dental Esteve de Miguel de Barcelona analizamos cada caso de una forma totalmente personalizada y aconsejamos a nuestros pacientes sobre los tratamientos que le serán más eficientes, duraderos, menos incómodos y más económicos.

2017-09-29T09:42:14+00:00