“Contra la placa bacteriana”

Después de cada ingesta de alimentos sólidos y líquidos se acumula en nuestros dientes la llamada “placa”, recubrimiento blando y pegajoso formado a partir de la saliva, bacterias y restos de comida que además de amarillear los dientes promueve la enfermedad de las encías, la caries dental y la pérdida de piezas dentales.

Hay que tener en cuenta que eliminar la placa dental es muy fácil, ya que no requiere más que una limpieza eficaz con cepillado de dientes diario y realizar las visitas periódicas a nuestra clínica dental para recibir los consejos y observación necesarios por parte del nuestro odontólogo.interdental

No realizar una buena limpieza de nuestra boca genera la acumulación de placa que puede convertirse en sarro, que es mucho más difícil de eliminar que la placa bacteriana, pues esas bacterias muertas han pasado a convertirse en una masa dura que ya se nos hace imposible retirar mediante la limpieza normal diaria. Este sarro puede provocar gingivitis (inflamación de las encías) y en un estado más elevado, periodontitis. En estos casos siempre se debe recurrir al dentista para que nos realice una limpieza profesional. Este sarro dental se raspa mediante el proceso llamado de curetajes para así poder ir retirando esta materia muerta en pequeños fragmentos. Durante este tratamiento y en los meses posteriores, el paciente tendrá que mantener una limpieza mucho más exhaustiva de su boca, utilizando además del cepillado normal, cepillos interdentales con los que accederá a los espacios entre dientes y encías para así poder evitar la hinchazón, el sangrado y el que vuelvan a aparecer enfermedades periodontales.

¿Cómo vamos a actuar ante la aparición de la placa dental?

La placa es prácticamente invisible, por lo tanto, puede ser difícil localizar con exactitud dónde se acumula entre los dientes. Se puede comprar un revelador de placa en forma de tabletas disponibles en farmacias. Cuando se mastican aportan color a la placa bacteriana de color rojo brillante permitiéndonos examinar los dientes más fácilmente e identificar las áreas más afectadas por la acumulación de placa.

Debemos utilizar correctamente el cepillo de dientes y una pasta que nos proteja ante la aparición y acumulación de placa. El cepillo de dientes de cerdas duras puede ser demasiado abrasivo y desgastar el esmalte de los dientes. Usar cepillos eléctricos mejora la limpieza bucal, pues estos son más efectivos a la hora de retirar los restos de alimentos que se acumulan entre nuestros dientes. Además de un buen cepillo de dientes, también es bueno el disponer de una pasta de dientes con fluoruro. El fluoruro fortalece los dientes y protege contra la formación de caries.

Los dentistas recomendamos reemplazar el cepillo dental cada 3 a 4 meses, ya que se vuelve menos eficaz con el paso del tiempo.

Debemos utilizar correctamente el cepillo de dientes. A la hora de cepillarnos debemos mantenerlo en un ángulo de 45 grados en contra de la goma y el cepillo en la dirección opuesta a la misma, con pequeños movimientos verticales apretando desde las encías hacia abajo en el caso de las piezas de arriba, y de abajo a arriba en las piezas inferiores. Luego pasar en posición superficial sobre la cara de la mordida para arrastrar los restos que se acumulan en la parte superior de las piezas dentales. No hay que frotar demasiado fuerte, ya que se puede dañar el esmalte de los dientes.

Hay que concentrarse en cada diente de forma individual. Poner atención en cada zona del diente, teniendo cuidado de no dejar ningún lado sin limpiar. No hay que olvidarse de cepillar el exterior, el interior y sobre todo la zona que se utiliza cuando se mastica y prestar especial atención a los dientes difíciles para llegar en la parte posterior de la boca.

Pide cita previaCepillarse los dientes correctamente supone el ocupar un mínimo de dos minutos y realizarlo al menos un par de veces al día.

No hay que olvidarse de cepillar también la lengua. La placa dental se puede acumular fácilmente en la superficie de la lengua debido a los residuos de comida.

Usar un enjuague bucal dirigido específicamente contra la placa ayuda. Este tipo de colutorio no será suficientemente eficaz para eliminar por sí solo toda la placa bacteriana pero cuando se usa como parte de una limpieza regular de cepillado de dientes puede reducir su aparición y acumulación.

Hay que evitar el consumo de alimentos azucarados y con almidón. Las bacterias de la placa proliferan en este tipo de alimentos, de hecho, cada vez que comemos alimentos de este tipo, las bacterias liberan un ácido que produce caries dental y la formación de cavidades.

Comer manzanas y melón, ahora que son frutas de temporada, después de una comida le ayudará a limpiar los dientes de forma natural y evitar la acumulación de placa. Esto también ayudará a mantener las encías saludables y prevenir el sangrado.

La vitamina C que se encuentra en las frutas cítricas como las naranjas puede ayudar a prevenir el desarrollo de microorganismos en la superficie de los dientes.

Y recuerde que sólo en clínicas dentales profesionales como Clínica Esteve de Miguel de Barcelona, puede realizar una limpieza profesional y de manera meticulosa para eliminar la placa más difícil de alcanzar y retirar el sarro.

Pida cita previa para que analicemos su caso y podamos observar el grado de inflamación de encías, sangrado, etc; y poder planificar bien su tratamiento. Debemos prevenir para evitar la aparición de sarro y enfermedades periodontales.

2017-11-13T10:03:00+00:00